bandera ciudad nqn bandera provincia nqn

Neuquén, Martes 23 de Septiembre de 2014 19:23 T: 18.3°
El gobierno flexibiliza las restricciones al ingreso de insumos y bienes de consumo. Se abre una puerta a las importaciones. PDF Imprimir Escribir un correo electrĂłnico
Noticias - EconomĂ­a
Sábado 04 de Agosto de 2012 10:55

Guillermo Moreno viene permitiendo a distintos rubros empresarios elevar su nivel de compras externas, después de que el Gobierno se acercó a la meta de superávit comercial prevista para el año. Los supermercados podrán importar veinte por ciento más.

Por Javier Lewkowicz (de Pagina/12).

“El objetivo está cumplido”, es el mensaje que transmite Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior, en relación con los 10 mil millones de dólares de superávit comercial que el Gobierno se puso como meta para este año. El dato de julio, anticipado ayer por la presidenta Cristina Fernández, marca un saldo comercial a favor acumulado de 8322 millones de dólares. Los industriales y el sector comercial, por esta razón, perciben desde hace algo más de un mes la flexibilización de la administración del comercio, que tuvo en abril, mayo y junio los meses de más férreo control. En esa línea, Moreno les confirmó a los supermercadistas que podrán importar un 20 por ciento más en valor de lo que lo venían haciendo.

La novedad se conoce en medio de versiones periodísticas de un supuesto alejamiento de Moreno del cargo. En la habitual reunión de los viernes con empresarios del sector cárnico y supermercadista, el secretario dijo que sólo renunciará si la Presidenta se lo pide y recordó que a fines del año pasado anunció que se iba de Comercio Interior, decisión que revocó a partir del pedido de CFK, que incluso le otorgó más poder al concentrar todo el manejo de la política comercial en su área. Actualmente, las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) son administradas por Moreno, mientras que las Licencias No Automáticas, entre otros regímenes, las maneja Beatriz Paglieri, secretaria de Comercio Exterior.

Moreno no pasa por su mejor momento en el gabinete nacional. No estuvo de acuerdo con la aplicación del cepo cambiario, por considerar que afecta a pequeños ahorristas sin capacidad de mover el amperímetro de la compra de divisas. Tampoco aprobó el nuevo plan de construcción de viviendas como medida contracíclica, ya que no supondría dinero fresco para agilizar rápido el consumo, ni la posibilidad de aplazar la entrega de dinero a Daniel Scioli para que pague el aguinaldo, en la medida en que también hubiera afectado la capacidad de compra. Como otras veces lo hizo, admitió que existe un recambio generacional lógico en el Gobierno, aunque colaboradores suyos descartan una salida. El guiño que CFK le hizo anteayer en el acto en la Bolsa de Comercio sirvió para acallar rumores.

Además, el fuerte ingreso de dólares en el frente comercial permitió relajar en cierta forma las medidas de administración. Moreno convino con los supermercadistas que les liberaría un 20 por ciento más de importaciones en valor. Muebles de camping, bolsos térmicos, bolsas de dormir, colchones inflables, cubiertos, camperas, juguetes y alimentos como caballa, atún y choclo son los pedidos del sector que ha autorizado Moreno. “Cosas que en general acá no se hacen”, apuntó un empresario.

“Todo se está flexibilizando –aseguró a este diario Miguel Ponce, de la Cámara de Importadores–, aunque siempre hay casos puntuales que están más complicados, como ahora es camperas y ropa de trabajo.” Desde el sector autopartista indicaron que “en el último mes y medio se nota una mayor fluidez”, aunque advirtieron demoras en ciertos bienes de capital. Los autopartistas participan, junto con las automotrices, de encuentros en Comercio Interior para avanzar en una mayor integración nacional de autos. Las terminales, por su parte, destacaron a este diario que más allá de cierta flexibilización, “se nota que el sistema de DJAI y LNA está aceitado para todos los actores que participan. De los dos lados hubo mejoras. Hoy todo el mundo está en la misma sintonía”, explicaron.

En Comercio Exterior, por ejemplo, redujeron la cantidad de firmas necesarias por expediente de LNA y esperan poder informatizar el mecanismo y conectarlo directamente con el sistema María que utiliza la AFIP. El intercambio de autos con Brasil, más allá de la caída de las ventas por la desaceleración de ese mercado, no muestra problemas, tanto por el lado de las compras como de las ventas, ya que el país vecino liberó semanas atrás un conjunto grande de licencias que mantenía a los envíos argentinos frenados en la frontera.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-200305-2012-08-04.html