bandera ciudad nqn bandera provincia nqn

Neuquén, Miércoles 26 de Noviembre de 2014 10:41 T: 18.3°
Cada vez se conocen más detalles del caso de la directora del CPEM 70 PDF Imprimir Escribir un correo electrónico
Noticias - Policiales
Viernes 04 de Abril de 2014 15:13

estafadores 1

El juez Mauricio Zabala dictó ayer la prisión preventiva para la mae umbanda Valeria González y para José Eduardo Morales, ex pareja de la directora del CPEM 70, Patricia Rosso, y los imputó por el delito de coacción agravada y extorsión.

El fiscal aseguró que González, Morales como también Marcos Plata, los tres imputados, "orquestaron un plan para sacarle todos los bienes" a Rosso y calculó que le robaron unos 300.000 pesos.

Respecto de Plata, Zabala entendió que no hacía falta que aguarde las diligencias investigativas en la cárcel y sólo le requirió visitas semanales ante la Justicia.

Los delitos de coacción agravada y extorsión tienen un mínimo de 5 años de prisión.

La prisión preventiva para la mae umbanda será en su domicilio por cuestiones de salud por el término de tres semanas, tiempo que Zabala le otorgó al Ministerio Público Fiscal para continuar las investigaciones.

Breide Obeid indicó que la directora del CPEM 70 fue víctima entre el monto de su vivienda más los créditos que le hicieron sacar de un total de 300.000 pesos.

"Estos sujetos montaron una persecución por parte del Gobierno y le hicieron creer mediante amenazas, falsa persecuciones y hasta tiros a su vivienda que la querían matar", explicó el fiscal.

Al escuchar las declaraciones del fiscal, la mae umbanda decía "no" con su cabeza e intentó interrumpirlo en varias oportunidades, pero el juez no le concedió la palabra.
El fiscal describió que Rosso empezó el año pasado a practicar la religión umbanda, donde conoció a González, y dijo que luego si bien quisieron hacer creer que a Morales lo conocieron casualmente manejando un taxi, "él ya se conocía con la mae".

Plata tiene un lavadero de autos en el barrio Belgrano y conocía a Morales porque éste iba a lavar el taxi allí. "Justamente su cuñado fue el que compró la vivienda de Rosso por un monto mucho menor del que está tasada y además ella no recibió nada", aseguró el fiscal.

Entre las "mentiras" que le hicieron creer a la docente, Breide Obeid contó que Morales "se presentaba como policía encubierto y portaba un arma de fuego" y que Plata "decía que era agente encubierto de la SIDE". "A través del rito y de esta relación de pareja es que empiezan a generar todas situaciones que le incentivaron el miedo a Patricia", agregó.

Raúl Caferra, defensor de los imputados, desmintió las imputaciones del fiscal y se ocupó de mencionar que Rosso "estaba en muy mal estado" por problemas con sus compañeros de trabajo, con su hija y con las deudas.

Golpes, amenazas y deudas
Breide Obeid señaló que el 20 de febrero pasado, González y Morales enviaron al domicilio de la docente a un joven con el objetivo de amenazarla. El joven se identificó como alumno del CPEM 70, del que ella era directora, y le dio un golpe de puño en el ojo derecho. A partir de este ataque, González y Morales comenzaron a asustar a la víctima diciéndole que esa persona había sido enviada por el Gobierno.

Le hicieron sacar créditos y pedir préstamos a compañeros por 60 mil pesos, dinero que fue entregado a Morales y Plata. Según el fiscal, el 26 de febrero ambos le plantearon que la situación se les había ido de las manos y que era conveniente que abandonara la provincia. Le dijeron que se iban a encargar de cambiarle la identidad.

Al otro día, bajo amenazas obligaron a la mujer a firmar la venta de su casa del barrio Huiliches, a favor de un hombre que resultó ser cuñado de Plata. Luego Morales acompañó a Rosso a la Terminal de Ómnibus. Allí tomó un micro con destino a Córdoba, donde fue encontrada por la Policía el domingo pasado.

Fuente/imagen:  lmneuquen.com.ar